No todas las bacterias son malas

Nuestro sistema digestivo está habitado por millones de bacterias

Frecuentemente, escuchamos que las bacterias son las causantes de enfermedades e infecciones; sin embargo, también existen bacterias que son benéficas para nuestra salud.

Por ejemplo, los probióticos.

“La OMS define los probióticos como microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del huésped”

Estas bacterias “buenas” juegan un papel muy importante en nuestra salud general y específicamente en el sistema digestivo, ya que forman la flora intestinal que impide el crecimiento de agentes patógenos y nos protege de las enfermedades que estos causan.

Otras funciones que tienen los probióticos son:
Equilibrar la flora intestinal
Estimular la producción de vitaminas
La correcta digestión de los alimentos

Sabías que los antibióticos suelen alterar el equilibrio de nuestra flora intestinal, provocándonos diarrea. Consumir probióticos nos ayudará a evitar esto y llevar nuestro tratamiento correctamente.
Regresar al blog

NUESTROS FAVORITOS

1 de 7